fbpx

Protocolo de evaluación en niños con disfemia.

Comunicadores imprimibles
31 mayo, 2015
Tableros y metodología Teacch.
1 junio, 2015

La Disfemia o tartamudez es un trastorno del habla que consiste en una alteración del ritmo y la fluidez verbal, que se caracteriza por repeticiones indeseadas de sílabas, palabras o frases, que pueden ir acompañadas o no interrupciones espasmódicas de la conversación, que producen angustia y son difíciles de controlar.

Se dice que el origen de la tartamudez está en la falta de coordinación de los movimientos periféricos del habla, pero no se conoce su causa.

Los especialistas consideran que la tartamudez se debe a un conjunto de causas que interactúan entre ellas como factores genéticos, orgánicos, psicógenos, la zurdera corregida, trastornos emocionales…
La tartamudez puede ser clónica, tónica, o mixta.

La tartamudez clónica, que es la más conocida, consiste en la repetición involuntaria de sílabas o palabras.

La tartamudez tónica se producen espasmos que detienen o interrumpen la conversación, y puede deberse a una inmovilidad muscular fonatoria que bloquea totalmente la emisión de sonidos, por lo que frecuentemente se asocia con movimientos de cabeza, pies o manos del afectado.

La tartamudez mixta es la más frecuente y combina los síntomas de ambas.

Los signos que pueden alertar a los padres de la existencia de un problema de tartamudez que debe valorar un especialista son:

El niño repite sonidos, palabras o frases después de cumplir los cuatro años.
Gesticula mucho al hablar (parpadeo, muecas).
Sacude la cabeza cuando habla.
Siente vergüenza al hablar e, incluso, intenta evitarlo.
Le cuesta comunicarse y se siente frustrado por ello.
icado.

No conviene corregirle si se traba, ni meterle prisa, hay que dejarle hablar con tranquilidad, y centrándose en el contenido de lo que dice y no en la forma en la que lo dice.

Protocolo de evaluación de la Disfemia. Descárgatelo pinchando aquí material del grupo de trabajo LEAF

Comments are closed.

Buy now